Racing es finalista luego de vencer a Boca por penales (4-2) y se enfrentará a Colon el viernes 4 a las 19.

Sin Eugenio Mena ni Gabriel Arias, Gastón Gómez dio la cara y fue unas de las figuras. Lucas Orban, reemplazante del lateral chileno, no sufrió sobresaltos y redondeó una buena actuación.

El partido fue opaco, casi no hubo ocasiones para ninguno de los dos. Un tiro lejano de Aníbal Moreno y alguna diagonal de Capaldo, lo más destacado del encuentro.

Chila Gómez fue el hombre del partido, ya que le tapó un tiro libre peligroso a Tevez, un mano a mano a Villa y estuvo seguro en los balones aéreos. En los penales, le atajó el disparo al Pulpo González.

Algunos de los protagonistas hablaron al finalizar el partido.

Juan Antonio Pizzi

En cuanto al desarrollo del juego, el entrenador indicó que fue un partido de mucha tensión y poca elaboración. “Los dos tenemos virtudes e intentamos mantenerlas. Las defensas se impusieron a los ataques” dijo.

Y añadió: “Contento por llegar a la final, creo que merecemos estar donde estamos, nadie nos regaló nada, a disfrutar este momento”.

En relación a las críticas que recibió por el flojo arranque del equipo, Pizzi explicó que está tranquilo y contento: “Hemos tenido un semestre muy intenso, hemos entrenado muy duro, con muy poco descanso”, apuntó. Y resaltó que el equipo cumplió con lo que se propuso a principio de año, llegar a la final.

Al momento de hablar del futuro de Chancalay y Copetti, dos de las incorporaciones que mejor se adaptaron a Racing, explicó: “Esas son decisiones del club, yo estoy muy contento con los jugadores que pudimos incorporar, conocíamos lo que podían dar”.

Tampoco se olvidó de los chicos de inferiores, de los que destacó que están haciendo un esfuerzo terrible. Por último dijo estar agradecido con todo el plantel, su cuerpo técnico y por la hinchada: “Espero que disfruten mucho lo que significa jugar una nueva final”, cerró.

Racing a la Final de la mano de Chila

Racing a la Final de la mano de Chila

La palabra de Copetti.

El 9 de la academia venía de patear los últimos dos penales de la misma forma, cuando le consultaron por qué cambio de idea, expuso: “Lo charlé con el entrenador de arqueros, fui y le dije que pateo fuerte a donde sea, que salga a donde salga, pero cruzado, no iba a patear al mismo lado. Sabía que me habían estudiado”.

En relación al desarrollo del partido, explicó que fue trabado y que cuando Racing tuvo la pelota no pudo profundizar. Criticó el estado del campo de juego: “La cancha no ayudaba, la pelota rodaba muy despacio y por eso el juego se hacía muy lento”, reveló.

Con respecto a su futuro, expresó que le encantaría quedarse en la Academia: “Es un club muy grande y muy lindo, me brindaron cariño desde que llegué, la dirigencia y la gente. No me puedo quejar”, comentó.

Acerca de a quien le gustaría enfrentarse en la final, fue contundente: “Que toque el que toque, sabemos que es una final y trataremos de ganarla”, sentenció.

Iván Pillud jugó el primer tiempo y fue reemplazado por Marcos Cáceres.

PILLUD REDONDEO UNA BUENA TAREA

PILLUD REDONDEO UNA BUENA TAREA

El hombre más experimentado del equipo tuvo palabras de elogio para Chila: “No me sorprende porque las veces que le tocó lo hizo bárbaro y creo que se lo merece por el laburo y la perseverancia que tiene. Es un gran chico, tiene un enorme futuro y gracias a Dios lo tenemos nosotros”.

Para finalizar, el lateral con récord de presencias en Copa Libertadores explicó los motivos de porqué Racing jugará una nueva final: “Creo que nunca bajamos los brazos. Nos pegaron mucho durante todo el año, pero acá están los resultados. Hicimos oídos sordos, creo que es la mejor forma para blindar esta grupo hermoso que tenemos y hoy está la muestra de por qué llegamos a la final” culminó.

Hincha de Racing. Nacido en Orense, Prov. de Buenos Aires Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social de la UNLP.

Pin It on Pinterest

Share This