¡Buenas tardes queridos amigos!

Volvió el fútbol, volvió Racing, la vida es más interesante y ahora no sólo contamos cantidad de casos en cada pueblo o ciudad de donde somos, sino también goles. Aunque la frialdad de los números digan que ganamos 5 de 6 partidos y el que perdimos fue muy injusto, todos nos quedamos con la sensación de que nos faltó algo.

Y si, quedamos segundos. Todavía nos cuesta entender cómo, pese a ser superiores a los rivales, los delanteros no tienen chances más claras, pero eso es análisis para los expertos, yo solo hablo de las sensaciones de un hincha.

Hace unos días escuchaba a Licha decir que estamos verdes en este tipo de definiciones que se vienen, y más aún cuando nos tocará un ganador de grupo. Esperemos que el azar nos dé una manito. Siguiendo con esta idea, me quiero ir un poquito de Racing y del fútbol para repudiar una frase boba: “la suerte es para los mediocres”. Disiento profundamente. Elijo ser un tipo con suerte, después está en cada uno prepararse para aprovecharla. No es lo mismo Jorge Wilstermann que los brasileros, Boca o River.

Tenemos material para hacerle frente a cualquier equipo y no dudo que Beccacece no va a dejar ningún detalle librado al azar (cómo me gusta esa frase). Peeeeeero hay que poner toda la carne al asador, toda la jerarquía desde el inicio. Por eso pido a Licha, Rojas y Garré desde el minuto 0, y Cvita tiene que estar.

Algunos detalles de esta primera fase:
-Se nos fue Zarachito y lo vamos a extrañar.
-Qué linda le queda la cinta de capitán a Nery, crack! El enganche que juega de central.
-Qué golazo el de Rojitas.

Para la ida de octavos voy a abrir un “Abrasado”, del mismo enólogo de Mosquita Muerta y más accesible para el bolsillo del hincha. Veremos qué dice el paladar. Traigan vino, juega la acadé.
Abrazo de gol.

Fana de Racing. Maradoniano.

Pin It on Pinterest

Share This