En declaraciones a diferentes medios, la mayor parte de los jugadores se mostró a favor de suspender las actividades, tanto partidos como entrenamientos, para prevenir los contagios, como pasó en Europa.