La Academia no hizo pie en Córdoba y quedó afuera de la Copa Argentina vs. Godoy Cruz. Estos fueron los puntajes:

Gabriel Arias – (4): sin responsabilidad en los goles. Quizá en la que más cerca estuvo fue en el segundo gol del Tomba. Esta vez no pudo salvarnos en los penales. Nada para reprocharle.

Juan Cáceres – (2): responsable directo en el gol de Burgoa y también de que el 10 fuera la figura en el primer tiempo. No fue agresivo en la marca y siempre le hizo sombra.

Leonardo Sigali – (3): si bien no tuvo responsabilidad directa, tampoco estuvo cerca de ayudar a sus compañeros del lateral derecho.

Nery Domínguez – (4): idéntico partido que su compañero de saga. Sufrió mucho el mal retroceso del equipo.

Eugenio Mena – (6): el mejor lateral del fútbol argentino. Constante arma de ataque de este Racing famelico de gol. Su nivel hace pensar que desde diciembre lo extrañaremos.

Aníbal Moreno – (3): regalo la contra del primer gol, y nunca fue relevo o ayuda en defensa. Un casillero atrás luego del gran partido que tuvo con Talleres.

Fabricio Domínguez – (3): es el monumento al desgano. Lo bueno que tiene en el sector ofensivo es inversamente proporcional a lo mal que defiende. Responsable directo del 3er gol.

Matías Rojas: salió lesionado.

Lisandro López – (7): cuesta entender por qué salió. Es el más claro del equipo y el que puede generar una chispa de fútbol.

Darío Cvitanich – (3): flojo partido del viejo zorro. Erró innumerables pases sencillos para sus compañeros. De uno de ellos vino el segundo gol. Peleado con el arco también.

Enzo Copetti – (4): pierde sorpresa debido a lo mal que controla la pelota. Excelente cabezazo en el segundo gol de Racing. Tuvo dos chances claras que desperdicio. Penal mal pateado en la definición.

Tomas Chancalay – (5): tuvo pasajes interesantes. Sorprende lo bombeado que ejecutó los tiros de esquina. Muy fáciles para la defensa. Debe levantar.

Carlos Alcaraz – (4): Debe ser más ordenado y entender que no todas las jugadas merecen que gambetee a 3 rivales.

Maximiliano Lovera – (3): 25 minutos en los cuales no toco la pelota y cuando la tuvo decidió mal.

Javier Correa: otro discutido que entró y pudo marcar el empate.

Claudio Úbeda – (3): es responsable en el armado y en la fortaleza anímica del equipo (la cual es baja). Con los cambios que realiza no logra plasmar una mejora en el equipo, sino por el contrario pierde volumen de juego. Es tan responsable como los jugadores, aunque vale aclarar que la mayor responsabilidad es de la dirigencia que trajo refuerzos de Nacional B.

Hincha y Socio de Racing. Nacido en Balcarce. Estudie Contador Público en Tandil. Vivo y trabajo en Capital Federal desde el 2007.

Pin It on Pinterest

Share This