No veía acción desde el 28 de febrero contra Estudiantes, donde sólo estuvo en cancha 11 minutos. Tuvo la difícil tarea de reemplazar al mejor arquero del fútbol argentino. Las pocas veces que le patearon respondió. En la definición por penales le atajó al Pulpo González.

Gastón Gómez fue la gran figura de Racing en las semifinales. El oriundo de Mar del Plata no sintió la responsabilidad de defender un arco tan grande como el de la Academia.

La palabra de Gómez

El pibe surgido del Predio Tita habló después del partido y dijo que en la semana les había anticipado a sus compañeros que ganarían por penales. “Me tenía toda la confianza y toda la fe, primero de que íbamos a pasar y segundo que sería por penales. Lo presentía, se dio y terminamos pasando”, exclamó.

Tuvo la responsabilidad de reemplazar a Gabriel Arias, pero Chila se lo tomó con calma: “Estaba tranquilo, uno trabaja mucho durante la semana para que cuando le toque pueda estar preparado. Quiero dedicarle este triunfo a Gaby y al Chueco Mena que son gran parte del equipo”, expresó.

En cuanto al desarrollo del partido, sus palabras fueron las mismas que las de sus compañeros. “Sabíamos que iba a ser un partido cerrado, chato. lo importante es que pasamos”, sostuvo.

Con respecto a si este fue un partido bisagra para él, Chila fue muy claro: “Yo voy a seguir siendo el mismo de siempre, un partido no me va a cambiar nada” manifestó.

Llegado el momento de los penales, el marplatense de 25 años afirmó que había visto cómo pateaban algunos, pero después está en la intuición de uno qué decisión tomar.

Por último explicó por qué le dicen Chila: “Me lo puso un entrenador de Mar del Plata porque me veían parecido a Chilavert y en cancha de 9 metía goles de tiro libre y de arco a arco porque le pegaba fuerte”, cerró.

 

Hincha de Racing. Nacido en Orense, Prov. de Buenos Aires Estudiante de la Licenciatura en Comunicación Social de la UNLP.

Pin It on Pinterest

Share This