FALTÓ MAS QUE UN GOL

FALTÓ MAS QUE UN GOL

En su último encuentro por el grupo F de la Copa Libertadores, Racing venció como local 2 a 1 a Estudiantes de Mérida con goles de Lorenzo Melgarejo y Matías Rojas. Pese a ello, no le alcanzó para quedarse con la zona debido a que en simultáneo Nacional de Uruguay derrotó 2 a 0 como local a Alianza Lima, y finalizó con la misma cantidad de unidades pero con un gol a favor mas que la Academia. Aunque los 15 puntos cosechados han sido cuantitativamente un gran logro, el conjunto de Beccacece irá al bombo 2 del sorteo y la suerte decidirá a que rival enfrentará en los octavos de final del certamen continental.

Antes de todo esto hubo un partido de fútbol, con el condimento que la lluvia le da generalmente a los encuentros en dicha condición climática. Racing salió con todo a buscar el primer gol y lo tuvo en los pies de Melgarejo que se perdió una oportunidad inmejorable. Con el correr de los minutos, el equipo empezó a perder precisión y muchos jugadores que suelen no equivocarse con la pelota en sus pies, erraron pases que no acostumbran a hacerlo. Los centrales salían muy lejos a buscar a los delanteros venezolanos e hicieron muchas infracciones; Solari y Fértoli no generaban desequilibrio por las bandas, Reniero peleaba solo con los defensores de Estudiantes y Miranda no abasteció a su compañeros como nos tiene acostumbrado. La Academia en cada contragolpe del visitante pasaba zozobras aunque Gabriel Arias no tuvo mucho trabajo en la primera parte. La solución para desenmarañar el partido se la dieron justamente los rivales ya que casi finalizando los 45 minutos iniciales, Racing tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja mediante un tiro desde el punto del penal, que fue finalmente malogrado por Héctor Fértoli quien al momento de impactar la pelota se resbaló y su disparo salió desviado.

Beccacece dejó todo como estaba para el inicio de la segunda parte, pero a los pocos minutos rápidamente movió el banco de suplentes con los ingresos de Matías Rojas y el esperado regreso de Lisandro López por Fértoli y Marcelo Díaz. En este tramo Racing mejoró considerablemente su juego, Melgarejo por el lado izquierdo se entendió mejor con su compatriota y el capitán abasteció al punta guaraní que con un fuerte disparo anotó su primer gol en La Academia. Habiendo conseguido la ventaja fue en búsqueda del segundo gol pero recibió un cachetazo a los pocos minutos. Luego de un disparo cruzado de Araque que paso realmente cerca, vinieron dos córners seguidos mal defendidos por Racing y, con un anticipo ante Sigali (quien tuvo una mala noche) y un Gabriel Arias dubitativo que no salió a cortar el centro, Henry Plazas de cabeza colocaba la igualdad en el marcador; sobre llovido mojado. Con más empuje que ideas, el local fue nuevamente al ataque buscando la victoria, y aun con el ingreso de Benjamín Garré, no consiguió desnivelar a los visitantes que esperaban y se abroquelaban en defensa. Pero a falta de 4 minutos de la finalización del tiempo reglamentario un tiro libre precioso de Matías Rojas puso nuevamente a Racing en ventaja; necesitaba imperiosamente un tanto más para conseguir el primer lugar en su grupo pero el tan ansiado gol no llegó. Fue un triunfo con sabor a poco debido a que el objetivo era justamente la cima de la zona y así evitar a los rivales mas fuertes del certamen.

Pese al triunfo el encuentro de ayer seguramente le dejó más dudas que certezas a Beccacece. Estudiantes de Mérida sorteó bien la presión de Racing y lo encontró mal parado varias veces aunque el conjunto venezolano con jugadores mas entusiastas que de jerarquía, no consiguieron llevar peligro al arco de Arias. Mucho tuvo que ver el flojo desempeño de varios baluartes de este equipo que tuvieron una mala noche, por caso Sigali, Marcelo Díaz y Leonel Miranda; y al no desnivelar por las bandas Racing quedó supeditado a lo que pudieran realizar tanto Melgarejo como Reniero quienes tampoco jugaron satisfactoriamente. El ingreso de Matías Rojas y Lisandro López le dio mayor claridad al equipo, pero fue una ráfaga que luego se desdibujó. Igualmente quedó claro que ninguno de los dos puede faltar en la alineación titular. Beccacece dispondrá de varios encuentros por el torneo local antes del compromiso inicial por los octavos de final de la Copa Libertadores, y deberá mejorar mucho el rendimiento del conjunto si quiere llegar lejos en el certamen continental. Las declaraciones tanto del entrenador como de su capitán de que Racing no es candidato, se vieron reflejadas en el terreno de juego. Deberá madurar a la fuerza ante el desafío que supondrá una llave eliminatoria por el torneo mas prestigioso y difícil de América.

 

DE MONTEVIDEO A OCTAVOS

DE MONTEVIDEO A OCTAVOS

Racing consiguió un laborioso triunfo ante Nacional como visitante (6to consecutivo en esta condición) por 2 a 1 con goles de Nicolás Reniero y Héctor Fértoli (de penal), y accedió de manera simultánea a los octavos de final y al liderato momentáneo del grupo F de la Copa Libertadores. El conjunto de Beccacece mereció ampliamente el triunfo, más que nada por lo realizado en la primera parte ante un Nacional plagado de suplentes, que a medida que transcurrían los minutos iba colocando jugadores titulares en el terreno de juego.

Como era de esperar, La Academia salió de entrada a buscar el resultado como siempre lo hace. Presionó mucho la pobre salida del conjunto uruguayo y al minuto 17 tuvo sus frutos: mala intervención de Martínez en la que Reniero le robó la pelota y con un derechazo cruzado dejó sin posibilidades a Rochet. Racing no conforme con ello siguió buscando aumentar la diferencia, y tuvo la posibilidad de ampliar el marcador nuevamente en la cabeza y los pies de Reniero pero esta vez sin éxito. Nacional contó con un buen contragolpe de Santiago Rodríguez que fue bien resuelto por Gabriel Arias; nuevamente el arquero académico tuvo poco trabajo. El mejor fútbol del equipo de Beccacece nacía en las resoluciones de Miranda y cada vez que se juntaba con el centrodelantero, Fértoli o Melgarejo (a cuentagotas apareció el Paraguayo pero con gran calidad) se vislumbraba de que algo podía ocurrir en cualquier momento. Los orientales abusaban del juego fuerte y un codazo de Orihuela sobre el “9” de Racing en posición defensiva mereció algo más que una tarjeta amarilla. Así nos marchábamos al entretiempo con un triunfo más que justificado.

Nuevamente al inicio de la segunda parte, el entrenador movió el banco: ingresó Tiago Banega por Marcelo Díaz (NdR: en conferencia de prensa adujo una molestia y prefirieron no arriesgarlo) y Augusto Solari reemplazó a un Walter Montoya que sigue buscando su mejor puesta a punto. El equipo no sufría grandes embates de Nacional que iba en búsqueda de la igualdad, pero el juego ya no fluía de la misma manera que en el primer tiempo. Y por esas cosas fortuitas que tiene el fútbol llegó el empate de los uruguayos: un centro desde la izquierda que cabecea Thiago Vecino, le rebotó en la cabeza a Alexis Soto y el balón se introdujo en el fondo del arco de Gabriel Arias. Racing sintió el golpe por unos minutos, pero rápidamente tuvo la oportunidad de ponerse nuevamente en ventaja en dos oportunidades mediante Augusto Solari: un tiro apenas desviado y otra chance en la que el remate fue justamente donde estaba ubicado Rochet. Hasta que a los 28 minutos llegó la jugada que desnivelaría el partido: centro al área de Garre (ya había ingresado por un cansado Melgarejo) que conectó Sigali totalmente desviado, pero el guardavallas de Nacional se llevó puesto al defensor central y el árbitro Méndez marcó el penal para Racing; Fértoli se hizo cargo del mismo y con un potente disparo al ángulo izquierdo puso el 2 a 1 que a la postre sería el resultado definitivo. La Academia siguió manejando el partido y los locales continuaban abusando del juego brusco ante la pasividad del juez paraguayo. Nacional intento llegar a la igualdad pero no generó gran peligro para el arco de Arias; así llegó el tan esperado final con la clasificación asegurada a los octavos de final.

Se vienen varios días de descanso para el equipo de Beccacece, que tendrá mucho tiempo para preparar el encuentro ante Estudiantes de Mérida por el último cotejo del grupo F. Racing es el líder del mismo solamente por haber señalado mas goles de visitante, y es por ello que el partido ante los venezolanos adquiere mucha relevancia: la diferencia de tantos definirá quien se quedará con la zona; por su parte Nacional recibirá a un flojo Alianza Lima y es por ello que la Academia deberá ser muy contundente en su último encuentro. Además cabe destacar que quien se quede con el liderazgo, no solamente quedará ubicado en el bombo 1 del sorteo de la Copa Libertadores, sino que también será el equipo que definiría como local todos los cruces de aquí en adelante a medida que se vaya avanzando en el torneo. La mesa está servida: Racing anoche se detuvo por un chivito, y el 21/10 irá por el postre en el Cilindro.

 

GRAN TRIUNFO EN LIMA

GRAN TRIUNFO EN LIMA

Se sufrió hasta el final pero Racing consiguió 3 puntos fundamentales para la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores. Con los goles de Tiago Banega y Benjamín Garré que llegaron casi sobre el epílogo del partido, la Academia venció 2 a 0 a Alianza Lima como visitante y llega a los 9 puntos en el grupo F. No mereció sufrir tanto para conseguir la victoria ante un muy flojo conjunto peruano que demostró durante todo el partido porque es el mas endeble de la zona.

Desde el inicio del encuentro, el equipo de Beccacece manejó el partido a su ritmo. Tuvo el control de la pelota en todo momento y no sufrió en ningún momento a excepción de un contragolpe del conjunto Peruano que encontró mal parada a la defensa. Montoya y Fertoli abrían la cancha, Reniero como referencia en ataque, Melgajero entraba y salia constantemente, Miranda se movió por todo el mediocampo sin posición fija y la clara salida desde el fondo con la dupla central y Marcelo Díaz como estandartes. Pese a controlar el juego, Racing padeció su falta de eficacia y hasta tuvo un penal en los pies de Reniero que contuvo Leao Butron; el centrodelantero académico se perdió en la cancha luego de errar la pena máxima y fue reemplazado por Beccacece en el entretiempo (NdR: el entrenador en rueda de prensa explicó que lo hizo porque estaba amonestado y no quería que le ocurriese lo mismo que con Nacional). En la primera mitad se vio un debut promisorio de Lorenzo Melgarejo que también tuvo la chance de abrir el marcador pero el palo se lo negó. Racing claramente debió irse en ventaja pero por esas cosas que tiene el fútbol debía conformarse con la igualdad.

En el segundo tiempo Beccacece movió el banco de entrada: Garre y Alcaraz ingresaron por Montoya y el mencionado Reniero. Parecía que el trámite del complemento sería de manera idéntica a la primera parte, pero con el correr de los minutos Alianza Lima empezó a generar algunas situaciones de gol producto de la confianza que le daba seguir en paridad y logró inquietar varias veces a Arias que hasta aquí tenia una noche más que tranquila. Racing ya no tenía la misma profundidad y circuito de juego que al comienzo pero seguía buscando por todos lados el tan ansiado gol. El entrenador volvió a mover el banco con los ingresos de Cvitanich y Tiago Banega y fue aquí donde encontró la llave del partido: un gran pase de Fértoli a Banega y un sablazo arriba del juvenil puso el 1 a 0, y casi en simultáneo (ya con el conjunto peruano buscando la igualdad) Cvitanich se la rebotó a Garré que erra en primera instancia pero luego define deliciosamente sobre Butron para estampar el definitivo 2 a 0. Un minuto después Fértoli tuvo la oportunidad de completar un gran aluvión académico de goles, pero el arquero del conjunto incaico se lo impidió. Gran desahogo del cuerpo técnico y de los jugadores, porque parecía que se les escapaba un partido increíble y sobre el final logró encauzar un triunfo que pone a Racing a las puertas de la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores.

El próximo miércoles La Academia visitará Montevideo en busca de una pronta revancha ante Nacional con el objetivo de arrebatarle el primer puesto en el grupo, que lo ubicaría en forma más expectante en el sorteo de la segunda parte del certamen continental. Beccacece deberá trabajar mucho en definición y que el equipo gane en contundencia, porque ante rivales de mayor fuste Racing podría pagarlo muy caro, pese a que también nuevamente Racing resuelve otro partido cerca del final. Cabe recordar que el equipo ha variado mucho su formación debido a que hay varios jugadores altamente considerados con padecimientos físicos, pero es altamente positivo que todos interpreten en el campo lo que pide el entrenador. La ilusión está intacta y se dio un nuevo paso en pos del objetivo: ganar la Copa Libertadores.

 

Pin It on Pinterest